Coche para mi bebé

Cómo elegir un coche para tu bebé

Es por eso al elegir el coche para tu bebé, tiene que tener las siguientes características, como que sea seguro, cómodo, resistente, lindo, duradero, práctico, etc. Por eso, en este artículo queremos entregarte información y algunas recomendaciones que permitirá que tu elección sea la más conveniente para ti y tu hijo. Escoger un coche para tu bebé no es tan fácil. Existe una amplia variedad de modelos, que pueden parecer similares pero que en realidad no lo son. Entonces, lo primero que se recomienda es no realizar una compra impulsiva, detenerse e informase y ver el tamaño del coche que realmente se requiere, ya que los papás primerizos tienden a comprar los más grandes para después darse cuenta que no caben en la maleta del auto. Segundo, planear qué tipo de coche necesitas según la actividad que realizarán con tu pequeño. Hay familias deportistas, viajeras, que siguen tendencias, que buscan lo simple, etc. En este aspecto también es necesario tomar consciencia que es la mamá quién lo utilizará con más frecuencia, tendrá que con el bebé en brazos abrirlo, colocarlo, retirarlo y plegarlo. Entonces, cuanto más sencillo de manejar y reducido en tamaño para subirlo a la maleta del automóvil y transportarlo, tanto mejor. En tercer lugar, decidir si queremos un coche para una etapa, dos  o tres etapas. Por ejemplo, solo para cuando esté recién nacido, a partir del año o extender su usabilidad, desde que nace hasta la mayor cantidad de tiempo posible. Esta variable es importante porque se debe evaluar si realmente necesitas de los accesorios que ofrecen las marcas en sus modelos evolutivos, donde se van adhiriendo piezas para cada etapa del bebé. Recuerda a mayor cantidad de accesorios, mayor es el precio, y de velar porque no te ocurra aquello de comprar un gran coche que sólo otorgará comodidad los primeros 6 a 8 meses, para después terminar comprando uno de paseo, liviano y simple de trasladar. Además, cada vez es más usual que las madres en los primeros meses utilicen portabebés, en vez de coches, entonces plantearse a qué edad del niño y en qué circunstancias se utilizará. Otro factor a considerar es la capota o sombrilla incorporada. Esta es muy útil en temporadas de verano, evitan que lleguen directo los rayos del sol a la guagua y en invierno, lo protegen del frío o de llovizna. Así como la capota tiene su utilidad, las manillas del coche también, ya que éstas sirven para colgar la cartera, el bolso de maternidad, las bolsas de supermercado, etc. Piensa que casi el 100 por ciento del día estarás acompañada de tu bebé en las actividades cotidianas, y seguramente, más de alguna vez, necesitarás cargar cosas en el trayecto. Y por último, visita la tienda, pruébalo y pregunta acerca de la garantía que posee y en qué casos se gestiona.

Coches para todos los gustos

La finalidad del coche es permitir el traslado de un bebé, y para elegirlo hay que ajustarse a la realidad y presupuesto de cada familia. Por eso, es importante seleccionar según la necesidad de los padres. A continuación te entregamos una pauta con las diferencias de los coches para comenzar esta aventura de elegir el más apropiado para tu situación:

Coche cuna

Es un modelo clásico de coche de bebé, que se asemeja a un moisés o cuna, y cuenta con una cubierta acolchada para dar comodidad al pequeño y soporte ergónomico para su espalda que está en desarrollo. Este tipo de coche entrega comfort al menor ya que le permite descansar como si estuviera en su cama. Además es tremendamente práctico al ser plegable.

Travel System

El coche Travel System es el más integral y favorito de muchas mamás que poseen automóvil, ya que es la combinación de varios modelos: coche cuna, transición, paseo, etc. Se caracteriza por tener un “huevito”, que es un accesorio similar a un moisés pero más pequeño y ergonómico que permite trasladar al bebé durante los primeros meses, tanto en el coche como en el automóvil, usando el mismo aparato y sin tener que desmontarlo. Cuando el bebé crece, eliminas el “huevito” y lo utilizas como coche de paseo pero con la opción de ser reclinable. En definitiva, este coche cumple con satisfacer las necesidades del bebé en distintas etapas, desde recién nacido hasta los 3 años aproximadamente.

Coche paragua

Son muy útiles cuando tus hijos son más grandes, desde los 6 meses de edad. Son livianos, fáciles de abrir y cerrar para llevarlos a cualquier parte, a cualquier tipo de paseo y aventura. Lo interesante de éstos es que la tecnología y el diseño ha desarrollado una gama intermedia de este modelo, que es más seguro y puede ser utilizado con recién nacidos, al permitir que el asiento se recline completamente dando la posibilidad de que el bebé se acomode a su forma natural. Esta es una buena opción para aquellos padres que no quieren comprar un Travel System pero que pretenden obtener el máximo provecho en el tiempo, y su característica de utilizarlo desde recién nacido hasta los 15 kgs, es decir, 3 años aproximadamente, es una excelente opción. Una advertencia es que no todos los coches paraguas son aptos para recién nacidos, por lo que debes fijarte bien en las características del que deseas comprar.

Coche Jogger

Otro tipo de coche más moderno es el llamado Coche Jogger. Diseñado para padres y madres deportistas que gustan de salir a caminar, trotar o correr pero que no están dispuestos a perderse un minutos la posibilidad de estar con sus hijos. Son muy seguros, porque tienen tres ruedas grandes como una bicicleta, con barras de seguridad y frenos, que pueden ser accionados desde el mango ante cualquier obstáculo en el camino. Su mayor ventaja es que al ser un todo terreno se adapta diferentes ambientes, y tiene poca probabilidad de volcarse. La única desventaja es que su tamaño es grande por lo que necesitarías de espacio en casa y en el automóvil para poder guardarlo o trasladarlo.

Coche Doble

Existe el coche doble especial para los mellizos, gemelos o para dos hermanos de poca diferencia de edad. En este modelo, podrás encontrar dos alternativas; los que van lado a lado, o bien, uno detrás de otro. El único problema de este tipo de coche es su tamaño, ya que cuando son plegables, utilizan mucho espacio, y no son la mejor opción para llevar en el maletero del automóvil. Y si de estética se trata, un consejo útil es optar por uno de color fuerte para que sea visible ante los automovilistas, así lograrás  pasearte feliz de la vida y sin mayores riesgos. Recuerda tomar un tiempo para investigar, seleccionar un presupuesto, reflexionar acerca de las reales necesidades que poseen como padres y qué expectativas quieres que cumpla el coche de tu bebé. Todo esto te ayudará a tomar la mejor decisión al momento de la compra.
Comparte este artículo