x

Conociendo a mi Bebé

Desarrollo psicomotor

¿ Qué elementos del desarrollo psicomotor debería tener un bebé de 1 mes?

  • Empieza a girar la cabeza y lo hace hacia ambos lados.
  • Si lo pones de guatita, debe levantar la cabeza por algunos segundos.
  • Sonríe por reflejos y alguna veces de forma social.
  • Emite pequeños sonidos guturales como “gu-gu“, ga-ga”

Alimentación

La frecuencia de la lactancia debe continuar siendo a libre demanda o cada 3 horas. No se debe dejar pasar más de 3 horas entre mamada y mamada. De a poco tu bebé irá estableciendo horarios más fijos de comidas, así que te recomendamos que cuando esté descansando, aproveches de dar un paseo, leer un libro y relajarte.

Cólicos del lactante

Muchas veces verás que después de alimentar a tu bebé, éste queda incómodo, llora y no se queda dormido. Si ocurre esto, es posible que tu bebé este con cólicos. Siempre es importante consultar con el pediatra, pero hay algunas cosas que tú puedes hacer para evitar estos cólicos. En la sección, “cuidado del bebé” te damos algunos consejos de cómo ayudar a la eliminación de estos cólicos.

Salud Oral 

A pesar de que aún no brotan los dientes, la salud oral es muy importante porque ayuda a proteger las encías. La bacterias que tienen los bebés en su boca son diferentes a las del adulto, así que es importante no dar besos en la boca ni chupar elementos que el bebé luego chupará.

Salud Visual

Al mes de vida, pueden discernir entre colores, pero suelen tener dificultad para distinguir tonos parecidos como el rojo y el naranja, y prefieren patrones en blanco y negro o con grandes contrastes. Los bebés pueden presentar un estrabismo fisiológico, que se presenta de forma bilateral, pero a medida que vaya desarrollando el sentido, este estrabismo desaparecerá.

Llanto

El llanto es la señal más habitual para avisarte que tiene un malestar o que necesita algo. Ellos no son capaces de manipular a través del llanto, es porque necesitan comunicarte algo. Al calmar y acoger a tu bebé, no lo están malcriando. Esto le ayuda a confiar en quienes le rodean.

Sueño

Los bebés en general no duermen muchas horas seguidas, sino que tienen micro despertares, porque necesitan comer, estimulación y sentir a su cuidador cerca. Al mes, tu bebé dormirá casi 16 horas al día, donde el sueño es 50% diurno y 50% nocturno.

Cuidados para mi bebé

¿Qué hago si no para de llorar?

Hay una gran variedad de razones que puede desencadenar el llanto en los bebé, como hambre, sueño, necesidad de contacto físico, molestia o dolor, calor, entre otras. Esto puede causar ansiedad, desesperación o incluso momentos de mucha angustia cuando no se encuentra la forma de calmarlo. Si esto ocurre, importante respirar profundo y buscar ayuda entre tus redes de apoyo para que te puedan ayudar. Se ha visto que los bebés que son consoladas oportunamente, aprenden a manejar sus emociones de mejor manera.

Aquí hay algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Acércate a él, cántale o háblale, la voz de su mamá lo tranquiliza.
  • Permítele succionar tu pecho.
  • Demuestra actitud serena.
  • Revisa si necesita cambio de pañal
  • Balancéalo suavemente en una mecedora especial para bebés, tómalo en brazos o paséalo en coche.
  • Ayúdale a expulsar los chanchitos

He revisado y descartado muchas posibles causas de llanto y sigue llorando ¿ qué más puedo hacer ?

Nunca debes agitarlo ni sacudirlo cuando está llorando, por más que resulte inquietante el llanto de tu bebé. 

  • Verifica que tenga una posición cómoda
  • Verifica que no haya un ruido excesivo ni molesto
  • Verifica que dentro de la ropa no haya nada que lo esté incomodando, como una costura o etiqueta.
  • Revisa que el pañal no le quede apretado
  • Observa que no esté respirando con dificultad, que sus labios dedos estén tibios y de color rosado, vigila que su temperatura sea la adecuada.
  • Si descartaste todo lo anterior, te recomendamos envolverla con un chal, ponerle un ruido blanco, tomarla en brazos y mécela de forma rítmica.

¿Cómo realizo extracción de leche materna?

La extracción es simple y permite que puedas darle leche materna a tu bebé cuando no estas presente. Para eso, existen dos formas: extracción manual y con sacaleche.

Para ambas extracciones siembre debes lavarte las manos y realizar un masaje suave previamente sobre la areola y pensar en el bebé para estimula la salida de la leche.

Para la extracción manual, formar una letra C con el pulgar y los dedos de la mano y ponerla a unos centímetros de la base del pezón. Luego, aprieta con los dedos hacia las costillas y luego júntalos, comprimiendo el pecho entre el pulgar y el índice. Anda cambiando los dedos de sitio alrededor del pecho para buscar los conductos que aún tengan leche. Realiza el mismo procedimiento con la otra mama.

Para extraer con el sacaleche, sigue las instrucciones del fabricante. Es importante hervir siempre los implementos al ser usados.

¿Cómo almaceno la leche materna?

Duración Medio
6-8 hrs A temperatura ambiente según las condiciones climáticas de la zona. En lo posible, usar cooler o bolsito térmico con gel refrigerante
3 días En el refrigerador en el fondo de las bandejas ( nunca en la puerta)
1 mes Congelada en el refrigerador de una puerta
3 meses Congelada en el refrigerador de dos puertas
24 horas En el refrigerador si ha sido descongelada
1 hora A temperatura ambiente si ha sido descongelada

Si descongelas la leche, no se puede volver a congelar. Congelar hasta 48 horas después, guardada en el refrigerador. Para transportarla, usar un recipiente con hielo por fuera y mantenerla fría hasta que sea usada. Para descongelar, dejar en la bandeja del refrigerador la noche anterior. Si lo deseas hacer de forma rápida, por la botella o mamadera en un recipiente con agua caliente, pero no hirviendo.

¿ Cómo debe ser el baño de mi bebé ?

Para el bebé el baño es una experiencia nueva. Debemos hacer de éste un momento entretenido y aprovechando de fortalecer los vínculos afectivos. La frecuencia del baño dependerá de la indicación que te dé tu pediatra, pero generalmente se recomienda que sea casi todos los días. El jabón a utilizar debe ser neutro y especial para bebés y su uso no debe ser diario, porque aún su piel es muy sensible, así que se recomienda unas 3 veces a la semana. Los demás días bañar solo con agua.

Verificar que la temperatura del agua esté a temperatura corporal (37ºC) con un termómetro especial para agua, que venden en la tienda de bebés. Para evitar que el bebé se enfríe, tempera el baño, y envuélvelo con una toalla previo al baño y luego inmediatamente posterior a él. Limpia primero todas las partes del cuerpo, terminando con su cabecita. Se puede utilizar shampoo especial para bebés.

Cuando lo saques del baño, sécalo con una toalla de algodón revisando bien todos los pliegues de su piel para evitar que se irriten con la humedad.

¿Qué hago si mi bebé queda muy incómodo después de comer?

Si tu bebé queda muy incómodo después de comer, es probable que no haya habido una adecuada eliminación de los gases, producidos durante el amamantamiento. Para ello, te damos las siguientes recomendaciones:

  • Sacar los llamados “ chanchitos” después de que se alimente. Debes poner a tu bebé en posición vertical y darle unos pequeños golpecitos por la espalda, deslizando la mano de abajo hacia arriba.
  • Se pueden realizar masajes abdominales suaves que vayan del lado derecho a izquierdo, para favorecer la eliminación de gases.
  • Poner a tu bebé de espala hacia arriba y hacer un movimiento como de bicicleta con los pies. Esto puede ayudar a crear un movimiento intestinal que favorecerá la salida de gases.

Consejos prácticos para la mamá

Higiene

  • Limpiar las encías con una gasa remojada con agua.
  • Evitar dar besos en la boca o chupar sus mamaderas o chupetes.
  • Darle un baño de cuerpo con jabón neutro para bebés suave 3 veces a la semana. Los demás días bañar solo con agua.

Lactancia

  • Aumentar la frecuencia de mamadas en caso de percibir una disminución de la producción de la leche. Esto tiende a ser transitorio, y con un mayor estímulo esto se puede revertir.
  • A libre demanda o cada 2-3 horas.
  • Evitar endulzar el chupete para que se calme o duerma.
  • Eliminar los gases después de alimentarlo.
  • Aprende a extraerte leche y congelarla luego para utilizarla después.
  • En caso de dolor o grietas en el pezón, alterna diferentes posiciones de lactancia, una vez que termines de amamantar, coloca un poco de tu leche en el pezón y deja cerca. Si las grietas no ceden, consulta a tu médico.
  • Si percibes que tus mamas siguen duras después de extraer la leche, extrae leche de forma manual o con extractor.
  • En caso de enrojecimiento de la mama, calor local, dolor y que no salga leche, consulta a tu médico.

Prevención de accidentes

  • Acostarlo de espalda boca arriba para dormir.
  • Preocuparte que donde lo pongas para dormir o descansar, sea un lugar adecuado, con barandas, preferentemente en su cuna, silla o espacio especial para eso.
  • Utiliza sillas adecuadas cuando lo traslades en auto.
  • No exponer al humo de tabaco ni temperaturas extremas.
  • Cuando lo bañes, ten cuidado con resbalarte. Jamás lo dejes solo, aunque sea una silla o tina especializada.

Estimulación

  • Estimúlalo cuando se encuentre despierto.
  • Recuéstalo boca abajo sobre el pecho para que fortalezca la musculatura de la espalda y cuello.
  • Cuando lo recuestes, tu bebé intentará comenzar a levantar la cabeza.
  • Estimula con juguetes llamativos de un lado a otro de la cabeza, para que comienza a seguirlo.
  • Háblale y cántale desde cerca, cara a cara. Dedícale tiempo, hazle cariños y masajes.
  • Para ayudarlo en el proceso de distinguir colores, puedes mostrarle dibujos, fotos de libros y juguetes.
  • Aprovecha todo momento para la estimulación, como por ejemplo, el baño.

Apego

  • Que le entregues protección y seguridad en momentos de malestar o estrés.
  • Cambios frecuentes en el cuidador pueden ser perjudiciales para el niño.
  • Cuando esté llorando, acude a él para consolarlo. Es importante que esto sea siempre y rápido.
  • Trata de atenderle con la misma estructura u orden, así tu bebé se siente más seguro porque sabe cómo acudirás a él.
  • Lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.
  • Juega con él.

Cuando calmas oportunamente el llanto de tu hijo y no acoges no lo estás malcriando. Lo estás ayudando en confiar a quiénes tiene a su alrededor y a manejar mejor sus emociones cuando sea grande.