x
Tamaño entre 37 y 44 cm
Peso de 1 a 1.8 kg

Sobre mi bebé

  • Comienza a acomodar su cabeza en dirección a la pelvis, en preparación para el parto y, en general, a las 32 semanas adoptaría la posición final para nacer, siendo poco probable que vuelva a cambiar de postura.
  • Su sistema respiratorio está prácticamente formado; le falta muy poco a sus pulmones para realizar intercambio gaseoso.
  • Sus huesos están completamente desarrollados y almacenan cada vez más calcio, fósforo y hierro.
  • Por otra parte, alrededor de esta semana el bebé se coloca en la posición cefálica, que es la ideal para el parto natural, con la cabeza abajo hacia el útero. Cuando ocurra, notarás que tu bebé se mueve en la parte alta del abdomen. Sin embargo, no te alarmes si todavía no lo hace, pues tiene tiempo suficiente de acomodarse antes de nacer.
  • Puedes sentir a tu bebe moviéndose más seguido y un poco más notorio.

Sobre el acompañamiento

Ya que el gran día se acerca a pasos agigantados, quizás sea un buen momento para comenzar a planificar tu parto. Seguro ya sabes que hay diversas modalidades, como el parto vaginal, que es el proceso fisiológico natural, o la cesárea, que es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae al feto a través de la vía abdominal. Si bien estos son los métodos tradicionales, también existen otras formas de dar a luz, como el parto en agua, el parto en casa o el parto vertical.

Busca información, consulten al médico y resuelvan todas sus dudan y así, sea cual sea el modo escogido -o impuesto en caso de ser necesario-, llegarán mucho más seguros al día del parto.

Por otro lado, ya que a partir de ahora las visitas al médico serán más frecuentes, es recomendable que asistas siempre acompañada.

A las 30 semanas ya es un buen momento para iniciar las clases de preparto, donde podrás aprender técnicas de relajación y respiración, masajes, consejos de lactancia y cuidados básicos del bebé, entre otras cosas. Lo ideal es que vayas con tu pareja, especialmente si él estará presente en el parto. Generalmente son clases con pocas personas, por lo que la instrucción y ejercicios suelen ser muy personalizados. Estas sesiones les servirán, además, para compartir con futuros padres que se encuentran atravesando por la misma etapa.

¿Has pensado tener una niñera que te ayude en los primeros meses? Si es así, ya debes comenzar a entrevistar a las futuras candidatas.

Si no o haz hecho aún, ya deberías solicitar el presupuesto para el parto, de acuerdo a tu plan o convenio de salud, de modo de cerrar este tema con antelación.

Además, sería una buena idea realizar un simulacro para saber cuánto te demoras en llegar a la clínica u hospital donde darás a luz.  Ya sea tu pareja quien maneje, o bien, si pedirán un taxi, es importante que tengan en cuenta algunas calles alternativas que podrían tomar en caso de atochamiento en el tránsito. Y en lo posible, familiarízate también con el procedimiento de ingreso y el pabellón al que deberás llegar.

Por otro lado, si deseas inmortalizar tu embarazo con una sesión de fotos, la semana 32 es ideal para hacerlo. Incluye a tu pareja, pues será un lindo recuerdo de familia.

Sobre mi cuerpo

¡BIENVENIDA AL ULTIMO TRIMESTRE!

Puede que se te haga un poco más difícil conciliar el sueño o volver a quedarte dormida en mitad de la noche. Te recomendamos usar ropa ligera y tomar un baño caliente antes de ir a dormir.

Es común que sientas dolor o incomodidad en las costillas ya que tu bebé ocupa casi la mayoría de tu abdomen. Estas molestias desaparecerán una vez que se encaje en la cavidad pélvica.

Puedes tener calambres en tus pantorrillas o pies. Para reducir su frecuencia sigue nuestras recomendaciones. También puedes masajear y flexionar tus pies hacia arriba y/o poner una almohada entre tus piernas que ayudará a disminuir tus molestias.

Por otra parte, es probable que sientas una picazón en tu abdomen, lo cual es normal al estirarse la piel. Si esto te ocurre, no te rasques y, por el contrario, intenta masajear tu vientre suavemente con una loción humectante. También sentirás la necesidad urgente de orinar, cada vez más a menudo, por la presión que la cabeza del bebé ejerce sobre la vejiga.

5 o 6 comidas balanceadas al día. Come despacio y masticando bien, privilegia los platos a la plancha o al vapor, y reduce el consumo de azúcar y sal. Alimentos ricos en potasio y calcio (plátano, lácteos, entre otros). Evita comidas muy picantes, con mucho aliño o muy grandes.

5 o 6 comidas balanceadas al día. Come despacio y masticando bien, privilegia los platos a la plancha o al vapor, y reduce el consumo de azúcar y sal. Alimentos ricos en potasio y calcio (plátano, lácteos, entre otros). Evita comidas muy picantes, con mucho aliño o muy grandes.

Tomar entre 2 y 3 litros de agua al día.

Tomar entre 2 y 3 litros de agua al día.

Trata de mantenerte activa caminando todos los días durante media hora. Si trabajas en una oficina o sentada, te recomendamos estirar tus piernas mientras permaneces sentada, haciendo pequeños movimientos circulares con los pies y también levantarte una vez por hora a caminar unos minutos. Evita la ropa apretada.

Trata de mantenerte activa caminando todos los días durante media hora. Si trabajas en una oficina o sentada, te recomendamos estirar tus piernas mientras permaneces sentada, haciendo pequeños movimientos circulares con los pies y también levantarte una vez por hora a caminar unos minutos. Evita la ropa apretada.

Usa protector solar, sombrero; y en lo posible evita exponerte al sol.

Usa protector solar, sombrero; y en lo posible evita exponerte al sol.

Usa crema hidratante o especializada en estrías para prevenirlas y atenuarlas.

Usa crema hidratante o especializada en estrías para prevenirlas y atenuarlas.